Un impulso en tu desarrollo profesional

Después de todo un año como au pair tienes más confianza, experiencia y seguridad en ti mismo. Has crecido como persona a través de la convivencia en otra cultura y haciendo frente a nuevos retos cada día. Los au pairs interactúan diariamente con sus familias anfitrionas y toman decisiones de forma independiente, viajan a nuevos lugares, conocen gente y hacen amigos. Todo ello es una magnífica escuela de habilidades personales.

La experiencia de un año entero en un país extranjero de habla inglesa ayuda a nuestros au pairs, a su vuelta, a destacar en un mercado laboral cada vez más competitivo. Además de la obvia ventaja del dominio absoluto del inglés, se unen habilidades tan valiosas como la autoconfianza y estar preparado para trabajar en un ambiente multicultural.