Conoce tu ayuda local en Estados Unidos

Cultural Care tiene la mayor red de apoyo en los Estados Unidos, con coordinadores locales -denominados LCC- repartidos por todo el territorio y siempre cerca de nuestras au pairs. Los LCCs son un contacto cara a cara para las familias y au pairs, creando una comunidad de confianza. La mayoría de nuestras LCCs llevan muchos años ayudándonos a hacer de nuestro programa la mejor experiencia posible para las familias y au pairs, y lo hacen porque es su pasión. Esto es lo que tienen que decir.

Karen, LCC en Illinois

Karen en 2007 organizó el primer Cultural Care Au Pair Area Scavenger Hunt  en el centro de Chicago. Este es ahora un evento anual para más de 200 au pairs y 20 LCC en el área de Chicago.

 

En los últimos ocho años he trabajado con más de un centenar de au pairs, muchos de los cuales hoy en día estoy en contacto por correo electrónico y Facebook, de países de origen en América Latina, América del Sur, Europa, Australia y Sudáfrica. Mi papel como LCC ha ampliado mi visión del mundo mucho más allá de mis expectativas.

 Después de haber vivido en mi comunidad desde 1986 y en el Condado de Lake toda mi vida, conozco muy bien la zona. Sé cuales son las mejores zonas para reclutar a nuevas familias anfitrionas. Cuando una familia  me pregunta sobre el programa de au pair, sé exactamente dónde viven, a qué escuela van sus hijos, a que iglesia asiste la familia, y dónde trabajan los padres.

Puedo relacionarme fácilmente con su vida en el Condado de Lake. Esto y mi experiencia como LCC me ayudan a demostrar a la futura familia anfitriona, las ventajas del programa de au pair, ayudando a evaluar si sería una familia anfitriona adecuada.

Mis reuniones mensuales del programa de au pair las organizo con mucha anticipación, y animo a otras LCC en el área a unirse a ellas. Las reuniones son divertidas, interesantes, y también incluyen temas de seguridad importantes.

Entre nuestras actividades se encuentra: ir a jugar a los bolos, participar en eventos de caridad, visitar el cuartel de bomberos y el departamento de policía para las presentaciones de seguridad. Acoger a un Kids First para el lavado de coches en el Ace Hardware local, asistir a desfiles locales, participar en clases de defensa personal para mujeres, ir a un juego de béisbol -partido de baloncesto o hockey, usar disfraces para la fiesta de Halloween, aprender RCP, ver la iluminación del árbol de Navidad en la plaza central, y a veces, sólo juntarnos para tomar un café o una pizza. Los au pairs pueden disfrutar de mi reunión mensual y hacer nuevos amigos.

 He aprendido mucho sobre el mundo y sobre sus diferentes culturas. También me encanta ver el cambio de una au pair durante su año en Estados Unidos. Es muy interesante ver cómo van creciendo, se vuelven más independientes, se adaptan a una cultura diferente, y disfrutan de sí mismos. Al final de su año muchas au pares me dicen lo mucho que han cambiado de una manera positiva y qué satisfechas están con la decisión de convertirse en una au pair y lo que significó esta experiencia para ellas.

 

 

Maria, LCC en Connecticut

María, es una ex au pair, ¡qué sigue en contacto con su familia anfitriona veinticinco años después! María trabaja con el fin de crear el mismo éxito que ella vivió como au pair en su grupo y da ejemplos de cómo cada uno puede experimentar el programa con su familia anfitriona de la mejor manera.

 Después de trabajar como una LCC de Cultural Care Au PAir, durante los últimos ocho años he descubierto que es tan apasionado el programa de intercambio cultural como lo era cuando llegué yo por primera vez a Estados Unidos,como una au pair en el año 1986. Entre las experiencias que tengo trabajando como LCC se incluyen la integración exitosa de la au pair en una familia americana, la adaptación a su cultura y la creación de amistades de por vida entre las au pairs de todo el mundo.

 Mi trabajo como LCC ofrece una variedad de responsabilidades, pero mi favorita es ayudar a crear relaciones sólidas entre mis au pairs y sus familias anfitrionas.

 Con el fin de iniciar una adaptación sin problemas, poco después de llegar la au pair a Estados Unidos me reúno con ellos en un encuentro amistoso para asegurar un buen comienzo en esta relación. Mantengo el contacto con ellos, también como apoyo durante todo el año. Es importante para mí que mis au pair generen amistades y compartan experiencias entre otras au pairs de la región.  Para seguir ese fin, nos reunimos en Starbucks los martes para compartir experiencias y conocernos mejor entre nosotras.

Es muy importante para las au pairs tener una gran red social y un grupo de permanencia. A las chicas de mi grupo, les encanta reunirse los martes por la noche donde año tras año la amistad, la vida y el testimonio duradero se está creando, sin importar las fronteras. 

También me encantan las reuniones mensuales de au pair, en las cuales pueden intercambiar experiencias, así como la cultura de las distintas familias. Entre algunas de las actividades que hemos hecho, se encuentran: excursiones, partidos de fútbol entre Yale contra Harvard, la búsqueda del tesoro en Nueva York, remo, cine, celebrar Halloween en un parque temático, visita a los bomberos, el desfile en el día de San Patricio y uno de los mejores momentos, ¡la noche de karaoke anual! Es un privilegio poder guiar y ayudar a las au pairs, al que describen como el mejor año de sus vidas. Además de seguir en contacto con ellas una vez finalizada la experiencia y ver cómo ese año de au pair les ha enriquecido. 

Katrina, LCC en Massachusetts

Katrina explica en sus palabras, cuando se trata de un año de au pair, cuánto más preparada estés para dar, más recibirás. Katrina es madre de adolescentes y ha acogido a varias au pairs en su propia casa; durante diciséis años ha dado un excelente apoyo a sus au pairs antes, durante y después de su año del programa. 

Yo soy una de las muchas personas en todo el país que serán tu apoyo local durante tu año, lo que denominamos LCC. Trabajo muy de cerca con las au pairs y sus familias para ayudarles a tener un año exitoso y hacer de tu estancia en Estados Unidos una experiencia positiva. Entendemos que es un gran reto el venir aquí a vivir con una familia que nunca has visto antes, pero no estarás solo, tendrás asignado tu coordinador local - LCC, como yo, para darte apoyo ante algún problema o ayuda que puedas tener y te presentaremos a las otras au pairs que haya en tu zona, para que tengas la oportunidad de hacer amigas y salir con ellas.

Mi papel es encontrar y entrevistar a las familias anfitrionas para asegurarnos que son apropiadas para el programa y que están familiarizadas con las normas también cómo hacer que te sientas bienvenida. Te ensañaré todo lo que necesitas saber a cerca de tu familia y cuáles son sus expectativas.

Yo las entrevisto en persona, compruebo sus referencias y a menudo reviso las solicitudes de au pair con ellos para que puedan elegir  a la persona ideal para ellos.

Antes de llegar, te enviaré un correo electrónico, por si tuvieses alguna duda o problema. Una vez que llegues a casa de la familia, comprobaré contigo que todo va según lo establecido y responder a tus preguntas. Así mismo, celebraremos una reunión de orientación con la familia durante las dos primeras semanas para revisar las pautas del programa, explicarte cómo asistir a las clases de la universidad, seguro médico y comprobar que tú y la familia habéis hablado de tus responsabilidades, las normas de la casa, así como el cuidado de los niños.

Por supuesto, puedes contactarme durante todo el año, ya sea a través del correo electrónico, llamarme o visitarme en persona para hacer preguntas, ayudarte a encontrar las opciones en la universidad o simplemente hablar sobre algún problema que puedas tener.

Ser au pair, es un trabajo duro y no siempre es fácil, pero si tienes una actitud positiva, serás capaz de aprovechar todas las oportunidades del programa, como son: estudiar, viajar y hacer amigos para siempre.

Me encanta ver cómo vuestro nivel de inglés mejora, así como el grado de madurez e independencia que adquirís al finalizar el año, y lo más importante el estar aquí para darte la bienvenida, ayudarte y animarte durante todo el año. ¡Me gusta pensar que juego un pequeño papel en la increíble experiencia que será para ti!